top of page
  • Foto del escritorIvy

Sólo porque decidí ser madre no significa que mi trabajo es más importante que el tuyo

Soy mamá de una niña pequeña. Sobra decir que es un trabajo muy demandante (si, ser madre cuenta como trabajo). Ella depende de mi para todo, su bienestar e integridad física y emocional son mi responsabilidad. Criar seres humanos, educarlos, mantenerlos vivos, es una labor sin descanso las 24 horas del día, los 7 días de la semana, y que durará por lo menos 18 años (claro, conforme crecen se va haciendo más sencillo pero sus demandas y necesidades a veces se vuelven más complejas). Cuando no hacemos bien nuestro trabajo las consecuencias impactan a toda nuestra comunidad (pensemos en todas las personas que padecen las heridas de la infancia de un solo individuo). Esto no significa que mi trabajo sea más importante que el de las mujeres que deciden no tener hijos.


Hace un tiempo platicaba con una amiga por medio de mensajes (ella no tiene hijos) y a menudo se disculpaba por “interrumpirme” diciéndome que “sabe que seguro estoy muy ocupada”. Ok, si, pero ella también, ella tiene un trabajo de tiempo completo y una casa que limpiar, labores domésticas qué atender, cuentas por pagar, compras, mascotas, cuidados personales, familiares, amistades, hobbies, régimen de ejercicio… también está muy ocupada.

A veces me da la impresión que a las mujeres que decidieron no tener hijos o no casarse se les considera como “personas con mucho tiempo libre” o que no tienen responsabilidades tan serias o una vida tan demandante como las que si decidimos ser madres y formar una familia. Y yo a veces pienso que la que tiene mucho tiempo libre soy yo, ya que no tengo un trabajo de tiempo completo y a menudo me tomo días de descanso para recargar pilas o ir a fiestas infantiles.


Todas somos miembros valiosos y activos de nuestra comunidad. Las mujeres que trabajan tiempo completo generan un ingreso y, a su vez, participan activamente en una cadena de intercambio del cual dependen los ingresos de muchas personas, incluidos niños y adultos mayores. Una mujer profesionista también genera un valor intangible a la sociedad, rompiendo esquemas, cambiando reglas, convirtiéndose en la normalidad para generaciones que, hasta hace poco, crecieron viendo a sus madres ser amas de casa y nada más. Cada proyecto, cada hobbie que emprendemos genera igualmente valor a las vidas de otras personas. Entonces no, las mujeres que deciden no ser madres y que aparentemente tienen en su horario más tiempo libre para sus proyectos personales no están menos ocupadas en tareas importantes que las que si decidimos tener hijos.


No estoy para nada en contra de las amas de casa y madres, estos son papeles importantísimos que generan un valor enorme a las vidas de sus familias y, por ende, a sus comunidades y generaciones futuras. Con lo que estoy en desacuerdo es que se juzgue a las mujeres con las misma medida, con el “ideal de la madre perfecta, la buena esposa, la dulce ama de casa” (por cierto, yo también soy ama de casa pero trato de ser práctica y eficiente; rara vez me verán guisando y cocinando elaborados platillos un fin de semana porque lo disfruto o me relaje, nada me estresa más que una cocina sucia).


Ser madre es un papel muy importante pero también el de las profesionistas. Cada papel que desempeñamos es vital para nuestra sociedad, para nuestro mundo, y no, ninguno es más importante que otro. Aunque la maternidad puede ser muy demandante no lo es más que una carrera en medicina, la administración de un exitoso negocio o un puesto directivo en la docencia. Cada una de estas actividades tocan vidas, las enriquecen, y llevan consigo una gran carga de trabajo y cada una de ellas tienen la capacidad de hacernos sentir realizadas y felices pero eso depende de cada quien, lo que hace feliz a unas mujeres no hace feliz a otras y está bien. El que no todas quieran seguir el mismo camino está bien pero el que nos apoyemos las unas a las otras incluso cuando nuestras vidas sean tan diferentes es aún mejor y es el camino para sociedades y comunidades más felices y evolucionadas.


Mientras descanso sentada en el piso mi niñ pequeña juega a mi lado
Mientras descanso sentada en el piso mi niñ pequeña juega a mi lado

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
Maneki_edited_edited.jpg

Que bien que nos visitas!

¿Ya nos conocías? Aquí puedes leer un poco más sobre nosotras...

Permítenos acompañarte...

Gracias por tu preferencia!

¿Muy pronto como para comprometerte?

Encuentranos en redes sociales:

  • Facebook
  • Instagram
  • Pinterest
  • LinkedIn

 

Nuestro blog ofrece entradas en inglés y español, sin embargo algunas de ellas pueden no estar disponibles en ambos idiomas.

¡Hola Emprendedoras!
Colabora con Lvi.png
Mapa de visitas
Tag Cloud
Comentarios (5)

Felicidades!! Muy lindo todo , gracias!!!🥰🤗❤️👏

Me gusta


Guest
May 15

Muchas gracias!! Que bonito !!!😇🥰

Me gusta

Guest
May 15

Felicidades!!!!🥳

Me gusta

I was in tears even before playing the video! Recently started watching Bluey and to be honest I am saviouring every episode, making sure not to rush through them. Luce as a kid would have love it too! Without all the sometimes extreme drama cartoons such as "Candy", "Peline" and the anime series called in Spanish "La Ranita Demetan" displayed. I also remember feeling sad and stressed after watching some of them...But Bluey is so not like that. I am sure this is appreciated by kids and parents equally. Cheers to all healthy, innocent and non invasive copying mechanisms! And thanks for sharing this one! 😍

Me gusta
bottom of page